COLECCIONES Y EXPOSICIONES: UNA RELACIÓN SIMBIÓTICA

Anne T. Lane

Montar una exposición es un trabajo de equipo. Gracias a Matt Leininger por la foto.

Montar una exposición es un trabajo de equipo. Gracias a Matt Leininger por la foto.

Una exposición puede concebirse de muchas maneras. Normalmente la idea es lo primero y el texto y los elementos que se van a exponer se unen para apoyar la idea. A veces un objeto o un grupo de objetos encarnan una idea, y el resto de la exposición se construye en torno a ellos. Sean los objetos parte de la colección del museo o sean prestados por otra institución o individuo, el departamento de colecciones se vuelve parte de la ecuación desde el mismo comienzo del proceso.

Ya la elección de las opciones entre los objetos disponibles es en primer lugar un asunto de indagación: en la base de datos y en las posibles colecciones privadas. Se proporciona una lista de posibilidades al personal de las colecciones, que las sacan para que las vean el comisario y el diseñador de la exposición. Se evalúa cada artículo no solo por su adecuación argumental sino por sus condiciones y vulnerabilidad a los desgastes de la manipulación y la exposición a la luz. A veces el simple tamaño o el peso son factores limitadores, o el hecho de que el artículo pueda o no protegerse de visitantes curiosos que no reconocen el daño que su manipulación puede causarle.

Una vez que se ha elegido el material, se sigue una serie de pasos para preparar los artículos de cara a la exposición. Se actualizan o escriben informes sobre las condiciones de los objetos, con imágenes para complementarlos. Los diseñadores de la exposición deben conocer las medidas y las necesidades de iluminación para determinar los elementos de soporte y la colocación, así como la posibilidad de rotación para los objetos vulnerables. El personal de las colecciones debe determinar por turnos qué monturas o soportes construir para asegurar la estabilidad de cada objeto. Tanto los diseñadores de la exposición como el personal de las colecciones deben tener un profundo conocimiento de los materiales adecuados para crear un entorno seguro para la exposición. Esto no solo incluye los elementos de soporte, las monturas y los revestimientos sino también los elementos gráficos, las tintas y los materiales adhesivos.

Por si acaso… el personal de registro se asegura de que las luces son las adecuadas. Gracias a Abbi Kaye Huderle por la foto.

Por si acaso… el personal de registro se asegura de que las luces son las adecuadas. Gracias a Abbi Kaye Huderle por la foto.

Una instalación es siempre un proyecto de unión. Para que funcione de manera fluida, todos deben saber dónde y cuándo tiene que ir cada pieza. El personal y los voluntarios trabajan juntos para transportar los objetos del almacén a la galería, despejando el camino y abriendo y cerrando las puertas según la necesidad. Una vez que los objetos están en la galería alguien tiene que estar allí en todo momento para que no merodee por allí ninguna persona sin autorización. Se colocan los soportes y el material aislante, se instalan los objetos, y después se deben ajustar los niveles de luz. El personal de montaje desde las escaleras de mano y el personal de las colecciones desde el suelo trabajan para dirigir y controlar los niveles de luz de tal manera que los objetos queden claramente iluminados pero sin que peligren por una luz excesiva. La comodidad del público también debe ser tenida en cuenta ya que una luz brillante que moleste los ojos del visitante a través de la galería es un fallo serio. Un último pulido con las vitrinas de plexiglás y ya se puede abrir al público.

Incluso cuando una exposición ya se ha cerrado, los montadores y el personal de las colecciones deben comprobar regularmente que las vitrinas están limpias, que no se ha descolocado nada de su lugar, que ningún visitante ha manipulado o alterado los objetos y que los niveles de luz se mantienen adecuadamente. El personal de las colecciones también inspecciona en busca de síntomas de plagas. Si hay algo mal puesto, se comunica al departamento adecuado y se soluciona con la menor molestia posible respecto a la exposición.

Traducción al español desde el inglés: Salvador Martinez

Este post también se encuentra disponible en francés, traducido por Marine Martineau y en italiano, traducido por Silvia Telmon.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

This post is also available in: Inglés Alemán Portugués, Portugal Griego Francés

One comment

  1. Peter Klein says:

    Thank you! Your advice can be followed by small museums.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *