Un Falso Real: Tras la pista de un falsificador de arte Parte 7

Disculpen, pandilla, que haya pasado tanto tiempo desde mi última entrada al blog, y espero contar con vuestra bienvenida. Los últimos cuatro meses han tenido sus altas y bajas, y en este momento estoy en el período de baja. ¿Por qué? Pues, otra vez estoy buscando un empleo de tiempo completo.

Como muchos de ustedes saben, he estado en el mundo de las bellas artes y las instituciones sin fines de lucro por 15 años. Tuve que salir de mi zona de confort e ir a buscar trabajo. La investigación sobre Landis me ayudó en eso. ¿Cómo pueden preguntarme cómo? Conocí a Marty y Jan SIkora, de Cincinnati, en la inauguración de la exposición FAUX Real el pasado 1° de abril de 2012. Hablé con ellos acerca de Landis y mi experiencia en el mundo del arte, y de cómo podría yo ayudarles con su franquicia. Los meses pasaron y me mantengo en contacto con ellos, pero aun sin trabajo. Llega diciembre de 2012 y aun sin trabajo, y mucha incertidumbre entrando el 2013. Landis en este punto hizo lo que prometió y detuvo su plan; era muy poca actividad como para que yo lo siguiera.

Llega 2013 y Landis sigue presente en esta nueva temporada. Fui contactado por un veterano escritor de The New York Times, quien me entrevistó durante doce horas, en dos días, incluso viendo el Daytona 500 conmigo. Pasamos un buen rato, y me enteré de muchas cosas respecto de Landis. Él estaba aun activo, y ahora conozco su actual alias, el quinto. Busco de inmediato nuevas publicaciones sobre Landis en The New York Times. Será probablemente la más fuerte entrega que se haya escrito sobre el tema, y alcanzará a más lectores, quienes sé que no han escuchado acerca de Landis.

Pero regreso a mi búsqueda de empleo. Recibo la llamada de Marty, quien me contrató como administrador de ventas en el interior. Yo no sabía nada acerca de ese negocio, y estando en él me sentía como extraño. Bueno, para decirlo simplemente, no calzaba bien, y el negocio tampoco iba bien. Perdí el empleo la semana pasada, debido al desgaste que me produjo. Me digo esto por decir algo, no te sientas muy confiado en tu actual situación. Piensa fuera de la caja y haz un esfuerzo por creer que puedes hacer lo que sea que te propongas. Da tu mejor esfuerzo incluso si no sabes ni pizca de lo que estás haciendo. Hay gente allá afuera que te verá por lo que eres y por lo que puedes hacer. Confía en esa gente. Todavía hay gente buena por ahí que te dará una oportunidad, y me acordaré de esto a medida que avance en mi vida.

Busquen el artículo en The New York Times, que aparecerá este verano, y como siempre, ¡manténganse en marcha!

¡Hablamos pronto!

Matt

Traducido al español desde el inglés: Fernando Almarza Rísquez

Leer más:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

This post is also available in: Inglés Alemán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *