La Nueva Generación

Siempre he dicho que no me gusta llevar el trabajo a casa, pero encuentro que es mas fácil decirlo que hacerlo!

Cuando empecé en esta profesión trabajaba en lo que se puede llamar detrás de escena, como coordinadora de exposiciones internacionales con una conocida compañía en España. Me di cuenta que me dio una perspectiva distinta cuando visitaba museos en mi tiempo libre. Notaba si las obras no estaban colgadas al mismo nivel, cuando faltaban las etiquetas, cuando el soporte de una pieza se veía raro e incluso cuando la pintura no estaba bien.
Si era yo la que trabajaba en una muestra, sabía todos los detalles de lo que pasa en el montaje. A pesar de la belleza o importancia de una obra, si algo se había retrasado en llegar o se había presentado un problema un problema, era en lo único en que podía pensar, (aunque ver la obra en su puesto me dejaba tranquila). Si no era yo la que trabajaba en el montaje, me preguntaba como vendrían las obras empaquetadas, como las movían y come se transportaban. Que cajas usaban?

La mayoría de la gente no nota la altura de los pasillos, escaleras o puertas, pero yo si. No dejaba de mirar los puntos de acceso y las puertas de embarque allí donde fuera. Se lo que cabe y lo que no cabe en vuelos internacionales y cada vez que viajo en avión no dejo de pensar que hay en la bodega aparte de maletas.

A mi marido le gusta decir que me gusta controlar todo, así que mi trabajo me va perfecto. Cuando cambie a trabajar en museos, mi experiencia me ayudó mucho y mi lado obsesivo-compulsivo me vino bien para mis tareas diarias como registradora y encargada de colecciones. Enfrente de mi tenía toda una colección que necesitaba de mis cuidados. La idea de reorganizarla, re-empaquetarla y de hace un inventario total me hacía sentir como un niño en una tienda de juguetes. No supe cuánto me estaba influyendo mi trabajo hasta que un día mi hija estaba ordenando unas pegatinas e hizo esto

iPhone2

Fue entonces cuando me di cuenta porque ninguna canguro pudo entender mi sistema de organización de juguetes. Todos los juguetes de música van en una caja, todos los juguetes de contar y apilar en otra, los de jalar en otra, y así. Estaba trayendo el trabajo a casa y pasándolo a mis pequeños. De repente me di cuenta porque a mi hija le gustaba apilar los salva platos y se disgustaba cuando en las tiendas las cosas estaban fuera del estante y en el suelo. Me di cuenta que tenía una importante responsabilidad: enseñar a la siguiente generación! Espero que pueda realizar mi tarea, así tendrá una habitación limpia y entenderá la importancia de tener un plan de acción.

Maria O’Malley

Traducción al español desde el inglés: Susana Macarron

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

This post is also available in: Inglés Alemán Francés

2 comments

  1. Thank you! I know my mother was fearing the worst when I arranged all of her food storage containers and lids in bins by color and type when I visited last. When I explained that I had just finished walking an intern through an inventory/rehousing project and was still in sorting mode she relaxed.
    I also find myself critiquing artifact supports, proofing label text and looking for neat id number marks on objects when in a museum exhibit. Alas, my dad now knows what to look for and will track down a curator to offer a compliment on a well-supported or well cared for object. Even to to point of calling a curator at his favorite museum at home to let her know how great her exhibit looks. Good thing she is also a good friend.

    ________

    Español:

    ¡Gracias [Maria]! Sé que mi madre temía lo peor cuando la visité la última vez, y le organicé todas sus friambreras según el tipo y color de las tapas. Sólo se tranquilizó cuando le expliqué que yo acababa de terminar un recorrido con un becario para un proyecto de inventario/realojamiento [de las colecciones del museo] y todavía yo estaba en “modo clasificación”. También a veces me encuentro a mí misma criticando los soportes de algún objeto, chequeando la prueba del texto del rótulo [de la pared] y buscando el número de identificación cuando está expuesto. Por desgracia, mi padre ahora sabe qué y cómo mirar [a los objetos expuestos], y localizará al conservador para ofrecerle un cumplido por algún objeto bien dispuesto o bien cuidado. Incluso, él llega al punto de llamar al curador de su museo preferido para hacerle saber lo grandiosa que quedó la exposición. Por suerte también [ella, la curadora] es una buena amiga.

  2. Molly Hope says:

    You’re absolutely right, Angela. But since I’m the “Grammar Police,”
    as well as a conservator, I always read the chat cards very carefully after the exhibit is mounted. I can’t tell you how many typos, misspellings, grammatical errors and other cardinal sins are released to the unsuspecting public. If you can’t trust the writing, are the facts wrong, too?
    I think you should have a special bin for checking the written word.

    ________

    Español:

    Tienes toda la razón, Angela. Pero como yo soy la “Policía de gramática”, además de conservadora, siempre leo las notas del chat con mucho cuidado después de montar la exposición. No puedo decirte cuántos errores tipográficos, faltas de ortografía, errores gramaticales y otros pecados cardinales se publican para el público desprevenido. Si no puedes confiar en lo que dicen esos escritos, ¿será que los hechos también estaban mal?

    Creo que deberías tener un recipiente especial para el seguimiento de las palabras escritas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *