De gira con los ayudantes de Noé

skeletons_anika.-08 by Klaus Pichler

© Klaus Pichler

Cuando vi por primera vez las imágenes del proyecto “Esqueletos en el closet”, de Klaus Pichler, quedé abrumada. Alguien hizo algo en lo que yo y seguramente muchos de mis colegas a menudo hemos pensado: alguien debía tomar fotos de ESO. Las composiciones hermosas y absurdas, que aparecen en el trabajo diario con las colecciones de museos, son reunidas aquí. Solicité a este fotógrafo vienés si nos permitía publicar un texto con algunas imágenes de este proyecto. La respuesta fue realmente afirmativa: no solo no había problema, ¡sino que él mismo escribió un texto acerca de cómo fue trabajar junto con los registradores! ¡Disfrútenlo!

skeletons_anika.-21 by Klaus Pichler

© Klaus Pichler

Más de cuatro años habían pasado desde mi primer encargo para mi serie “Esqueletos en el closet” en las áreas no-públicas del Museo de Historia Natural de Viena. Sin embargo, puedo recordar mi primer viaje a los sótanos, depósitos y salas de almacenamiento del museo como si hubiese sido ayer.

Unas palabras sobre mi historia personal: Yo me crié en el campo y cada vez que mi familia hacía un viaje a Viena insistía en visitar el Museo de Historia Natural. Todo eso, y el hecho de que ya siendo adulto se me permitiera tomar fotos de los espacios “privados” del museo, tiene una especie valor sentimental.

skeletons_anika.-17 by Klaus Pichler

© Klaus Pichler

Regresando al tema, la primera visita tras bastidores fue fascinante. Pienso en mis recuerdos de niñez al visitar exposiciones, pienso en el filme “Una noche en el museo” o en el Arca de Noé con sus puertas acabadas de abrir. Animales con animales, hombro a hombro, congelados en sus acciones, muertos, y sin embargo vivos. Y en medio de eso, los registradores, quienes con gran conocimiento me guiaron a través de rebaños disecados, familiarizados con cada esquina de las instalaciones de este almacén gigante. Sin ellos, probablemente aun estaría en los sótanos del museo, perdido en sus espaciosos corredores.

skeletons_anika.-03 by Klaus Pichler

© Klaus Pichler

Todo está aun vívido en mi imaginación. Con mucha anticipación los registradores abrieron las puertas de una sala en la que no habíamos estado antes, ya conociendo los lugares especiales que esperaban tras las puertas. Igualmente recuerdo la rapidez con la que fueron respondidas mis preguntas, no importando cuán detalladas hubieran sido, y su entusiasmo en respondérmelas. A menudo tengo la impresión de que los registradores han construido una relación muy estrecha con las exposiciones, y que disfrutan del tiempo en medio de su “familia”, a veces cuatro niveles por debajo del suelo.

skeletons_anika.-10 by Klaus Pichler

© Klaus Pichler

Me quedé impresionado por el orgullo de los registradores por alguna exposición específica, por ejemplo, la de un Buck Azul, que está desaparecido desde hace mucho tiempo y sólo está presente en un puñado de exposiciones en el mundo. O el afán de algunos registradores jubilados quienes voluntariamente pasaban el tiempo con la remodelación del herbario del departamento de botánica.

Todo lo que puedo decir es que la serie total de mis fotos tendría solo la mitad de su tamaño de no haber recibido los miles de consejos y sugerencias de los registradores, acerca de dónde investigar una exposición en particular, o sobre dónde encontrar rincones fotogénicos del museo. Y ahora estoy aprovechando la oportunidad de escribir un texto dirigido a los registradores, con el que quiero dar un sincero “¡gracias!” a los registradores que me han guiado a través de mi proyecto.

Klaus Pichler

Libro: Esqueletos en el closet, fotografías de Klaus Pichler, textos de Klaus Pichler, Julia Edthofer y Herbert Justnik. Edición en inglés. Será lanzada el 15 de junio de 2013, en edición limitada a 750 ejemplares (numerados a mano), tapa dura, 112 páginas, 63 fotos. Precio 30 euros – más P & P. Puede ordenarse en el website de Klaus Pichler.

Traducción al español desde el inglés: Fernando Almarza Rísquez

 
Este post también se encuentra disponible en Zulu y Ndebele, traducido por Phineas Chauke

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

This post is also available in: Inglés Alemán Griego

3 comments

  1. Georgia Flouda says:

    Very exciting photos from the backstage work of museum registrars. Thanks for sharing Angela!

    ______________________________

    Español:

    Muy excitantes fotos del trabajo tras bastidores de los registradores de museo. ¡Gracias por compartir, Angela!

  2. Linda Ireland says:

    Fascinating and innovative. I will ask our library to get hold of the book.

    ______________________________

    Español:

    Fascinante e innovador. Voy a pedir nuestra biblioteca que adquiera el libro.

  3. Janice Klein says:

    Great story. Thanks for bringing the images — and book — to our attention. It’s nice to find someone who appreciates museum storage, rather than criticising us for not showing “everything”, no matter how inappropriate that might be.

    ______________________________

    Español:

    Gran relato. Gracias por traernos las imágenes — y el libro– a nuestro conocimiento. Es bueno encontrar a alguien que aprecia las áreas de depósitos en el museo, en vez de estar criticándonos por no mostrar “todo”, sin importar lo inapropiado que eso pueda ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *