Un Falso Real: Tras la pista de un falsificador de arte Parte 5

Aquí estamos con mi quinta entrega del Falso Real para el blog, que espero les haya informado bien; siéntanse libres de contactarme directamente para sus preguntas.

Mencioné en la cuarta entrega acerca de los alias Gardiner, Scott, Brantley y Lanois. Vayamos a cuando Landis donó una acuarela hecha por Stuart Davis. Luego de esto, él donó las falsificaciones del óleo sobre tabla de Lepine, y el autorretrato de Marie Laurencin. Lo interesante de lo que les había mencionado cuando comencé con estos escritos es que Landis donó esas falsificaciones en honor de su madre o su padre, según él mismo refería a quienes recibían esas donaciones. Cuando Landis se presentaba como Gardiner, hacía las donaciones en memoria de su madre Joane Green Gardiner… Pero su madre era Jonita Joyce Brantley… Ahora él estaba dando un alias de su propia madre. ¿Cómo puede honrar así la memoria de su madre, fallecida en Abril de 2010?

Picture from LSU University Art Museum

Mark Landis
También conocido por sus alias:
2009 – Steven Gardiner
2010 – Father Arthur Scott
2011 – Father James Brantley
2012 – Mark Lanois

Su segundo alias, el de Padre Arthur Scott (en memoria de su madre Helen Mitchell Scott) lo descubrí en Septiembre de 2010, cuando él contactó al Ackland Art Museum con la intención de donarle un dibujo al carboncillo, supuestamente de un académico francés del siglo 17th; no se confundan con el dibujo a la sanguina de un desnudo reclinado que encontré al cabo de unos años, y que también era del siglo 17th. Landis vestía para la ocasión como un sacerdote jesuita, de traje negro, collarín de plástico blanco y el broche de jesuita en la solapa, conduciendo un Cadillac Seville de su difunta madre. Tal vez el obispo de una diócesis conduciría un Cadillac, pero ¿un sacerdote? Esa fue una de las cosas que hizo que Landis fuera visto con suspicacia por las instituciones a las que él se acercó disfrazado de esa manera. Mark Tullos, del Hilliard University Art Museum, me hizo fijar la atención en este “Padre Scott”; por cierto, ahora Tullos es el Sub-Director del Louisiana State Museum. ¡Bien por Mark!, Mark Tullos, no Landis.

Luego de Landis confesara al periódico The Financial Times lo que él había estado haciendo por treinta años, asumí que él se había sentido descubierto por mí y que se detendría… o que al menos se tomaría algún tiempo para comenzar de nuevo. Para mi sorpresa, recibí ese mismo día la llamada de una escuela secundaria de New Orleans, junto con otra de una universidad en Georgia, ¡diciéndome que acababan de ser visitados por el Padre James E. Brantley… alias Mark Landis! No tomó a Landis más de seis meses el regresar con un nuevo nombre, y créanme o no, James Brantley era el nombre del segundo esposo de su madre… ¡James E. Brantley!

Este es el cuarto y hasta ahora último alias de Mark Landis. Landis se acercó y donó entre 10 y 11 falsificaciones a la Loyola University en New Orleans diez años antes, y había hablado de nuevo con la misma persona de esa universidad en Febrero de 2012, a quien le había dicho que su nombre era Mark Lanois. Ese miembro del equipo de Loyola había estado siguiendo mis informaciones actualizadas durante los últimos años, y me contactó respecto a Landis y sus acuerdos con él. Me resultaba increíble que ahora, después de un año de su confesión a The FInancial Times, Landis anduviera aun con sus acciones, regresando ahora con dos alias más.

Chicos, tengo mucho que compartir con uds. acerca de este caso. Estén pendientes de una próxima entrevista en The New Yorker, hecha por un escritor que ha trabajado allí desde 1980; él estuvo en mi casa el pasado fin de semana entrevistándome por más de dos horas. Esta entrevista podría aparecer esta primavera, así que estén pendientes de eso y…

¡Hablamos pronto!.

Matt.

Leer más:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

This post is also available in: Inglés Alemán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *