Un Falso Real: Tras la pista de un falsificador de arte Parte 2

Picture from LSU University Art Museum

Mark Landis
También conocido por sus alias:
2009 – Steven Gardiner
2010 – Father Arthur Scott
2011 – Father James Brantley
2012 – Mark Lanois

Bueno, mencioné al final de la parte uno de este blog que tenía el relato completo sobre Mark Landis… Debería haber dicho “incompleto”, ya que hasta el día de hoy aun estoy rastreando los movimientos de este individuo. Es asombroso, por decir lo menos, que he utilizado cinco años de mi vida, hasta ahora, rastreando los movimientos de este individuo, pero aun tengo la sensación interna de que él está pensando en cómo reiniciar su estafa, aunque Landis me dijo que él iba a detenerse. Sí, detenerse es lo que él ha hecho en los últimos treinta años y más, ¿no? Pensé que este era el caso cuando me encontré con su tercer alias, Father James Brantley, en 2011. Eso fue un poco después de que su historia fuera publicada por el Financial Times, en la cual él confesó lo que había estado haciendo y cómo estaba haciendo “eso”. Supuse después de leer este artículo (puede encontrarse en internet) que él realmente se había detenido… Mi búsqueda había terminado y Landis lo había logrado. No fue sino hasta febrero de 2012 que me llegó una pregunta de un oficial de desarrollo de la Loyola University de New Orleans. ¡Este particular caballero conocía y había estado rastreando a Landis durante años y tenía algunas buenas noticias! Landis se había acercado a Loyola, tal como lo hiciera diez años antes como Mark Landis, ahora como Mark Lanois. Supongo que para Landis, Lanois debe ser francés, ¡cierto! Yo registré esto en mi informe, y ahora tenía cuatro alias de él (hablaré de cada uno en las siguientes entregas).

Así que regresemos al momento anterior, yo frente a mí mismo y ustedes entusiasmados. El 7 de agosto de 2008, luego de encontrar que algo en los regalos a Oklahoma City no estaba bien, me puse en contacto con mis colegas de otras instituciones de Estados Unidos para ver si alguno tenía alguna donación o regalos de Mark Landis. En las primeras horas, ya había recibido más de veinte preguntas vía telefónica y correo electrónico queriendo saber qué estaba sucediendo. Compartí mi historia con cada uno de quienes conversé, y las historias fueron todas las mismas. Landis incluso había enviado por FedEx los regalos, o había ido en persona a prometer más arte y dinero para un fondo.

Cada institución le dio carta blanca en las tiendas de su museo, le invitó a cenar, y nunca supo más de él. La pregunta favorita que yo hice a cada uno fue… “¿Él hizo mención de que estaba enfermo del corazón y que tenía que operarse?”. ¡Para mi asombro, la respuesta era sí! Creo que él había estado operándose del corazón por más de treinta años, ¿no es así? Esa fue su estratagema por la que la gente se habrá preguntado por qué nunca volvió a aparecer. Tal vez la operación no habría salido bien o quizás había quedado con mala salud. Ese no fue el caso. Él utilizó esto como una de las razones para no aparecer otra vez… ¿Saben por qué? Él utilizó muchas tácticas para mantenerse en secreto, aunque yo no creo que él sentía que estaba haciendo algo malo. Pero fraude es fraude y falsificación es falsificación. Si usted a sabiendas da algo a alguien bajo un falso pretexto, entonces usted está a sabiendas defraudando a ese individuo. El plan es simple. No tienes que obtener dinero por lo que haces, ya sea estafas, o como quieran clasificar lo que Landis hace, luego de leer mi texto. Landis sabía que había estado haciendo esto por largo tiempo, y usted y yo lo sabemos; de otro modo, ¿por qué él cambiaría su nombre y apariencia cuatro veces en cinco años?  Él conoció a alguien que lo había descubierto y que lo había estado rastreando… Sí, ¡yo!

Habrá más de esto en las próximas semanas. Y por favor, siéntanse libres de contactarme o de comentar lo que deseen. Mi información de contacto está en la página de Autores del Registrador Trek. ¡Hablamos pronto!

Matt

Leer más:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

This post is also available in: Inglés Alemán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *