Archive for Toolbox

Pájaros en las colecciones

One single bird can keep a registrar occupied for quite a while.(c) Hans Bleh http://www.highspeedfotografie.de/

Un solo pájaro puede tener ocupado a un registrador durante un buen rato.
(c) Hans Bleh http://www.highspeedfotografie.de/

Últimamente hemos hablado sobre #registrardreams [#sueñosderegistradores], y tengo uno especial: desearía que, por una vez, cuando aparezca mi director me encuentre bien arreglada, con la ropa de trabajo limpia, la mesa ordenada e informándole de que “no hay incidentes importantes”. Por desgracia, esto no ha ocurrido nunca en los últimos 10 años. Siempre que me lo encuentro hay alguna razón para que yo vaya toda sucia, manchada de polvo y/o aceite de máquinas y algunos compañeros juran que una vez hasta le dije que se diera prisa porque tenía trabajo que hacer. Sea como sea, realmente me alegro de que no apareciera el otro día cuando yo estaba corriendo arriba y abajo por el almacén, enarbolando una escoba y gritando, intentando hacer salir a un pájaro del recinto. No solo me comporté como una idiota, también parecía una obra de arte contemporáneo hecha con telas de araña, porque el pájaro volaba hacia los rincones más recónditos que no han visto una escoba en siglos. Ahí plantada, mirando al pájaro que sistemáticamente ignoraba la puerta abierta de par en par, me pregunté si era la única responsable de colecciones del mundo a la que le estaba haciendo burla un pájaro, y si podría hacerlo mejor.

Obviamente, si te preguntas a ti mismo las respuestas son limitadas, así que pregunté a los colegas de la “RCAAM listserv” [lista de distribución del Registrars Committee of the American Alliance of Museums]. Recibí un montón de consejos esclarecedores es y algunas historias geniales sobre pájaros en colecciones. Así que ahora puedo facilitaros una guía sobre cómo manejar pájaros en colecciones, paso a paso (claro está, si no están muertos y naturalizados):

  1. Cierra todas las puertas interiores que den al espacio donde está el pájaro.
  2. Abre todas las puertas y ventanas que den al exterior.
  3. Apaga las luces de la estancia, de modo que las vías de salida estén iluminadas para el pájaro.
  4. Da palmadas, agita escobas, grita, compórtate como un idiota, haz de todo para ahuyentar al pájaro hacia las salidas. Cuanto más alta sea la ventana/puerta, más probable será que el pájaro salga por ella.
  5. Cuando el pájaro se haya ido, cierra todas las puertas y ventanas.
  6. Busca agujeros por los que el pájaro haya podido entrar y séllalos (tal como dijo Elizabeth Alberdingput: “A menos que puedas sellar tu edificio, estás cerca de convertirte en ‘la mujer que susurraba a los pájaros’ de tu museo”).

Kara Vetter apuntó que hay dispositivos sonoros ahuyentadores que se pueden instalar cerca de las puertas, si es por ellas por las que entran.

Anne T. Lane aportó una historia realmente propia de MacGyver:

It's a good idea to inform the colleagues with a sign.

Si cerraste la puerta de una sala porque hay un pájaro dentro siempre es buena idea informar a tus compañeros.

“Tuvimos este problema en un edificio muy abierto en el que trabajé, donde no había modo de aislar las distintas plantas. No llegaron a entrar en el almacén de colecciones, pero sí pudieron hacerlo en grietas alrededor de las ventanas en la parte alta del nivel de entreplanta, y ahí se debilitaban y morían. Una vez atrapamos a uno fabricando una especie de salabre con un aro de alambre, el mango de una escoba y una lámina ligera de plástico. Ah, y cinta adhesiva azul. Mi compañero del registro se subió a una escalera alta en una de las rotondas y lo agitó vigorosamente hacia el pájaro –yo estaba horrorizada de pensar que pudiera tirarse a sí mismo de la escalera con uno de esos movimientos y caer en el suelo de baldosas–. Pero vaya si cogió al pobre animal. Lo llevé fuera, lo solté y se fue volando.”

No un pájaro, sino un murciélago, estuvo burlándose de Janice Klein cuando fue directora de un pequeño museo:

“El museo era un espacio totalmente abierto y (aparte de los aseos) my oficina era el único espacio con una puerta, de modo que cuando un pequeño murciélago marrón apareció a última hora de una tarde cuando los demás ya se habían marchado a casa, fue en ese espacio donde tuve que perseguirlo. Una vez que le tuve en la sala, entró en pánico y comenzó a hacer ruidos de eco localización (y sinceramente, yo también emití algunos grititos, ya que no sabía nada sobre murciélagos).Conseguí atraparlo bajo la parte superior de una caja, pero no sabía qué paso dar después. Fuera hacía un frío helador, lo que fue probablemente la razón para que encontrara un modo de entrar en el agradable edificio calentito, así que no quería echarlo sin más. Llamé a uno de los miembros del consejo (siempre viene bien que un miembro del consejo sea un amante de la naturaleza dispuesto a acoger criaturas salvajes en su sótano) y mientras esperábamos, finalmente me di cuenta de por qué se había disparado uno de los volumétricos la noche anterior.”

Y Suzanne Quigley aportó consejos prácticos sobre qué hacer si tienes problemas con los pájaros carpinteros:

Of course, there are birds in collections that are not an issue.

Por supuesto, en las colecciones hay pájaros que no suponen un problema.

“Yo también estoy en una zona rural (un reciente cambio de estilo de vida). Después de haber vivido siempre en grandes ciudades, he tenido que aprender mucho. Pero entre lo relevante para este hilo he aprendido algo acerca de los pájaros carpinteros. Esto se ha convertido en algo importante, porque vivo en una casa revestida de madera. Una vez que averiguamos qué era ese ruido horrible que oíamos, y que vimos lo que esos pequeños demonios estaban haciéndole al lateral de la casa, fue la guerra. Ganamos la batalla de un modo bastante raro pero divertido. Nadie lo advierte (porque no están pendientes de buscarlo), pero repartidas alrededor del exterior, en puntos más o menos discretos, hemos clavado (con tachuelas claras) aproximadamente una docena de cintas de Mylar® plateadas, brillantes (del tipo de las que se usan para envolver regalos), rizadas con el borde de unas tijeras, de unas 10 pulgadas [aprox. 24,4 cm] de longitud. Esto lo hicimos hace tres años ¡y no ha habido más pájaros carpinteros!”

El caso es que aprendí mucho más de lo que esperaba. Doy las gracias a Kara Vetter, Anne Lane, Elizabeth Alberding, Julie Blood, Janice Klein y Suzanne Quigley por sus respuestas y a Maria O’Malley por convencerme de escribir una entrada sobre ello para Registrador Trek.

Ah, por cierto, finalmente conseguí sacar a ese pequeño amigo fuera de mi almacén, asegurando a mi compañero de guardia un buen descanso nocturno. Perseguir un pájaro es una cosa, pero que te llamen en mitad de la noche porque la alarma de intrusión se ha disparado es mucho, mucho peor.

Traducción al español desde el inglés: Lucía Villarreal

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Gel de sílice: no es mágico, es física

En ocasiones me topo con suposiciones erróneas acerca de cómo funciona el gel de sílice. Una de ellas es que el gel de sílice introducido en una vitrina absorbe agua hasta que agota su capacidad de absorción, o bien hasta que el interior de la vitrina alcanza el 0% de HR; lo cual no es cierto.

Probablemente lo que sea más útil saber es que las leyes de la física que rigen el modo en que funciona el gel de sílice son las mismas que rigen el comportamiento del papel, la piel, la madera, las fotografías y tantas otras cosas que se encuentran en museos. ¿Qué ocurre cuando introduces una pieza de papel en un nuevo ambiente? Dependiendo de las condiciones en las que el papel estuviera almacenado previamente, perderá o ganará humedad hasta que alcance un cierto equilibrio con ese nuevo ambiente. Si elevamos la HR, el papel absorberá más agua hasta que vuelva a alcanzar un equilibrio. De modo similar, si bajamos la HR el papel perderá humedad hasta que alcance un equilibrio con ese nuevo ambiente.

Así pues, se trata del equilibrio entre el agua que contiene el objeto y el vapor de agua contenido en el aire que rodea al objeto. Un último pequeño detalle es que en todos estos materiales “secos” el agua es aDsorbida (con “d”) y no aBsorbida (con “b”). Cuando hay aBsorción, el absorbato queda contenido en el cuerpo de aquello que lo absorbe. Al empapar una esponja en agua, si pudiéramos hacerle un corte transversal sin que el agua se escapara veríamos agujeros grandes y pequeños llenos de agua. Este es un evento que ocurre también a relativa gran escala. Cuando hay aDsorción, cada una de las moléculas del material adsorbido queda pegada a las moléculas de la superficie del adsorbente, como pequeños imanes de nevera. Se mantienen ahí con relativa facilidad, y se desprenden con relativa facilidad.

Se considera que los gases adsorbidos se encuentran en fase de condensación. Los estados de condensación más comunes del agua son el líquido y el hielo. De modo que lo que tenemos es un equilibro de estados entre la fase adsorbida y la fase vapor.

Con toda probabilidad queremos mantener una determinada HR, de modo que acondicionaremos el gel de sílice a la HR deseada. Introduciremos el gel de sílice en la vitrina y si las condiciones de esta y el gel de sílice están en equilibrio, no ocurrirá nada. Si no están en equilibrio, entonces el gel de sílice, como hace el papel, adsorberá o desorberá agua hasta alcanzar un equilibrio. Esto sigue el principio de Le Chatelier, según el cual si un sistema está en equilibrio e introducimos un cambio en él (en nuestro caso cambiaríamos la HR, la temperatura o la presión atmosférica), el equilibrio se desplazará en la dirección opuesta a la del cambio impuesto. De modo que si la HR de la vitrina desciende, el gel de sílice desorberá agua y la HR volverá a subir (aunque no llegará al punto en el que estaba previamente). Si quieres, puedes ponerte la bata de laboratorio y las gafas de seguridad y decirle a la gente que está obedeciendo la primera ley de la termodinámica: la conservación de la energía.

-Doug

Douglas Nishimura
Image Permanence Institute
Rochester institute of Technology

Traducción al español desde el inglés: Lucía Villarreal

Este post también se encuentra disponible en francés, traducido por Aurore Tisserand.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dale un descanso – Reflexiones acerca de la exposición de objetos sensible a la luz

matt2Es habitual que las políticas de gestión de colecciones de los museos incluyan una planificación de la exposición de objetos sensibles a la luz, tales como obras sobre papel y textiles. A menudo incluyen recomendaciones sobre niveles de luz y especifican el tiempo durante el cual se puede exponer un objeto antes de devolverlo al almacén para que “descanse”. La duración del período de exposición y del tiempo de descanso son, de hecho, puramente arbitrarias –en realidad todos los objetos sensibles a la luz tienen una vida finita–. Planteáoslo como si cada objeto tuviera una cuenta bancaria de la que se pueden retirar fondos, pero en la que no se pueden hacer depósitos. Cada período de exposición es una retirada de fondos. El período “de descanso” no es un período durante el cual el objeto se recupera del tiempo de exposición, puesto que –ahora todos juntos– el daño causado por la luz es acumulativo e irreversible. Cuando la cuenta se agota, se agota. Solo tienes que decirle a cualquiera que te pida que acortes el tiempo de descanso o que alargues el de exposición que lo que realmente te está pidiendo es que agotes el tiempo “de vida” del objeto más rápido. O, por enfocarlo de un modo un poco distinto, puedes exponer el objeto con frecuencia ahora, o puedes exponerlo con muy poca frecuencia para que tus tataranietos puedan tener la oportunidad de verlo.

Respecto a cómo de largo puede ser ese ciclo “vital”, eso depende de muchos factores –el ambiente en el que se almacena el objeto, la cantidad de luz y otros factores ambientales del espacio en que se expone, y las fibras, tintes, tintas y cualquier otro material constitutivo del objeto. Junto con el tiempo que pasa expuesto, estos factores, tanto los que se pueden controlar como los que no, determinarán la duración de esa cuenta bancaria.

Anne T. Lane
Mountain Heritage Center
Western Carolina University

Traducción al español desde el inglés: Lucía Villarreal

Este post también se encuentra disponible en italiano, traducido por Silvia Telmon.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Un compendio sobre periódicos, revistas y boletines para registradores de obras de arte.

Hace poco comencé a recopilar periódicos, revistas y boletines para conservadores. El objetivo era y sigue siendo conseguir reunir una lista exhaustiva de fuentes de todo el mundo. No parece que exista hasta el momento nada parecido y creo que esta iniciativa puede contribuir al fomento de una mejor información e intercambio profesional entre los que trabajamos en el ámbito museístico.

Ya que la labor del registrador de obras de arte está ganando en importancia y que en los últimos tiempos están asumiendo tareas antes reservadas a los conservadores, creo que es interesante e importante hacer también una compilación de recursos para registradores de obras de arte, de manera que se amplíen los horizontes y conexiones de ambos grupos.

En el momento en el que escribo estas líneas, he conseguido encontrar 46 periódicos que he reunido en una base de datos disponible online. Solo unos cuantos tratan temas relacionados con el registro de obras de arte.

Es por ello que os animo a ayudarme a encontrar más fuentes de interés tanto en papel como en internet.

La base de datos está disponible en el siguiente link:

http://83.150.7.6/fmi/webd#magazines_for_conservators_and_registrars

Para consultar la base de datos, entra en la página como Guest “Gastkonto”

Para añadir o editar la base de datos, entra en la página como “Editor” e introduce la contraseña “contribute”

Podéis también escribirme a a.franz[at]divisual[dot]net con vuestras sugerencias y recomendaciones.

¡Muchas gracias!

Vuestro,

Andreas Franz, Conservador Diplomado FH/SKR

Traducción al español desde el inglés: Araceli Galán

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

EL PAPÁ PEREZOSO. Entendiendo el comportamiento de los gases ácidos en guardas de papel amortiguado (buffer)

El problema de cómo se comportan los gases ácidos con guardas de papel amortiguado, es interesante y no exactamente como lo esperamos. Muchos de nosotros, incluso los científicos industriales, que trabajan en temas de estabilidad, han aprendido que el papel con reserva alcalina, reacciona con gases ácidos y por lo tanto previenen que puedan pasar a través suyo. Algo de lo que se ha escuchado últimamente, es que muy posiblemente las guardas de papel con reserva alcalina, no necesariamente protegen al objeto que se encuentra en su interior, de los gases ácidos del exterior, pero la reserva alcalina o buffering por lo menos protege a la guarda y la hace durar más tiempo (tal como una armadura física, protectora, esto debe ser bueno para los objetos también).

Bien, el primer problema es entender qué es el buffer. El Diccionario Conciso de la Ciencia de Oxford define buffer como “Una solución que resiste el cambio de pH cuando es añadido un ácido o un álcali o cuando la solución es diluida“. Mientras necesitamos mantener nuestras guardas relativamente secas, un buffer en papel, no se ajusta a la definición científica del término. El ISO 18902 sobre materiales de imágenes –materiales de procesamiento de imágenes- Álbumes, materiales de enmarcamiento y almacenamiento, usan el término “reserva alcalina” en lugar de “buffer”.

Ciertamente, los resultados típicos que se esperan encontrar como amortiguantes o tampón en el papel son todos “alcalinos”, por definición. Esto puede incluir carbonatos alcalinotérreos o algunos óxidos metálicos, tales como óxido de zinc. Si añadimos un álcali como el hidróxido de sodio (lejía) o carbonato de sodio o bórax, a la solución de la pulpa de papel, se disolverán en la solución y se dispersarán en el papel. Mucho de esto saldrá con el agua al ser drenada de la pulpa de papel y el restante sólo afectará el pH del papel. Generalmente, cuando los ácidos entran al papel, el pH de éste simplemente bajará. Por lo que mientras estas sustancias son alcalinas, no son reservas de álcali. El aspecto de reserva es logrado usando álcalis de baja solubilidad, por lo que tienen un mínimo impacto en el pH del papel, pero aún se mantiene disponibles para reaccionar con los ácidos. Por ejemplo, si empezamos con agua pura a 25°C, podremos disolver 0.007 gramos de carbonato de calcio en un litro de agua. Sólo como referencia, la industria del papel afirma que produce papel de oficina para fotocopia con la intención de que al salir del molino, con un contenido de agua del 5% en peso, una hoja común de éste papel contenga 0.2 gramos de agua, que es suficiente para disolver 0.000001 gramos de carbonato de calcio.

Por lo que en lugar de dispersarse en el papel, la reserva de álcali existe en forma de partículas distribuidas en el papel en un porcentaje medio de 2% a 3% en peso.

La pieza final del problema consiste en las moléculas de vapores ácidos y cómo se mueven. Las moléculas gaseosas se mueven al azar, por lo que no podemos tener idea de lo que una molécula individualmente está haciendo en un momento determinado (a menos que específicamente la observemos). Afortunadamente existen reglas estadísticas que nos permiten predecir el comportamiento de un gran número de moléculas de gas. Sin embargo, estamos interesados en moléculas individuales. Las partículas buffer o tampón no tienen fuerzas de atracción que jalen las moléculas de los gases ácidos a través de ellas mismas, independientemente de que una molécula de gas ácido pasa entre una partícula buffer, lo que es un resultado totalmente casual. Existe un gran número de caminos aleatorios a través del papel con reserva alcalina, que no terminan en una partícula de agente buffer y como resultado, los gases ácidos pueden pasar sin problema a través del papel. Adicionalmente, los ácidos y las partículas buffer pueden coexistir en él.

Primero observamos esto, en la década de los 1990’s, después de que se experimentó con un gas de dióxido de nitrógeno en fotografías en sobres de papel con reserva alcalina. En la presencia de agua, el dióxido de nitrógeno forma ácidos nítrico y nitroso, con el ácido nitroso descomponiéndose en ácido nítrico y óxido nítrico. Para nuestra sorpresa, el sobre de papel presentaba tanto una alta acidez, como una alta reserva alcalina, al mismo tiempo. Años más tarde, se observó lo mismo en experimentos con películas de acetato deterioradas con sobres de papel con reserva alcalina: alta acidez y alto contenido buffer coexistiendo en el mismo sobre de papel.

Después de explicar cómo un sistema con partículas alcalinas estáticas y moléculas de gas ácido moviéndose de manera azarosa podrían generar esta situación, un colega de repente exclamó, “¡Es un padre perezoso!”

Como mi colega explicó, un papá perezoso está sentado frente a la televisión y no quiere perder un minuto de su partido (por favor incluya aquí el evento deportivo favorito). El papá perezoso, la partícula amortiguante o buffer, no se moverá a menos que la casa se incendie. Mientras tanto, los niños, las moléculas del gas ácido, corren salvajemente por toda la casa. Ellos no se preocupan hacia donde corren, sólo quieren correr. Nada cambiará este sistema, a menos que uno de los niños corra demasiada cerca del papa, quien atrapará al niño (reaccionará) y le dirá al chico “suficiente, deja de correr por toda la casa”. Hay muchos caminos aleatorios para que los niños corran, que no pasaran cerca del papá y no se detendrán a menos que corran a toparse (reaccionen) con el papá perezoso. El papá perezoso no perseguirá a los niños, por lo que el papá perezoso y los niños corriendo pueden coexistir en la misma casa (papel).

Se debe tener en cuenta que cualquier otro aditivo sólido en el papel tendrá las mismas limitaciones. Por ejemplo, si filtramos nuestro aire en ciertos laboratorios usando carbón activado soportado en pliegos de papel y ya que el filtro más o menos obedece a las mismas leyes de la física, aunque con algunas diferencias. Los filtros tienen ventiladores soplando grandes volúmenes de aire a través de ellos, por lo que el movimiento molecular no está limitado estrictamente a movimientos aleatorios y la carga de carbón es mucho mayor que un pequeño porcentaje –como sucede en el papel-. Los filtros son bastante negros con el carbón. Sin embargo, a una tasa inferior de carga y sin un ventilador, estos filtros estarían limitados por las mismas leyes físicas que el amortiguante en el papel buffer.

Por lo que los sobres de papel con reserva alcalina, no necesariamente hacen lo que esperamos de ellos, y es debido a las leyes de la naturaleza, en lugar de una falla en el diseño del producto.

-Doug

Douglas Nishimura

Image Permanence Institute

Rochester Institute of Technology

Traducción al español desde el inglés: Rosana Calderón Martin del Campo

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Los utensilios del registrador

springcleaningUn registrador necesita una gran cantidad de materiales con los cuales trabajar. Esto puede variar de un tipo de museo a otro y de la conformación de un equipo a otro. En 2013 una lluvia de ideas entre registradores del Comité de Registradores de la lista de correos de la Alianza Americana de Museos (RC-AAM, por sus siglas en inglés) reunió en una lista las herramientas y suministros que cubren las necesidades de los registradores en muchas de sus tareas. El blog Registrador Trek (sus autores y traductores) dio una mirada a esta lista y agregó algunos items más. Luego de finalizar nuestra lluvia de ideas les llevamos a ustedes, nuestros lectores, esta lista. Siéntanse libres de agregar en la sección de Comentarios aquello que haga falta, pues nosotros actualizaremos la lista cada cierto tiempo.

 

Configuración de los trabajos:

Caja de utensilios ligera
Cámara de fotografías
Linterna LED
Baterías extra
Notebook pequeña o Tablet PC
¡Un buen software de computación! Normalmente no pensamos en el software como un “utensilio”, pero sin éste, la catalogación sería impráctica, y sería imposible disponer de un catálogo para consulta de otros.
Bandeja plástica o tablero para apoyar la Notebook / Tablet o el papel
Carrito

 

Utensilios de uso personal:

Delantal (o bata de laboratorio)
Guantes de nitrilo
Guantes de algodón
Mascarilla para el polvo
Chaleco de pescador (con múltiples bolsillos)
Optivisor (2x)

 

Herramientas:

Equipo para Inspecciones (Telescópico, incluyendo sensor magnético, mini-linterna LED, pinza, espejo LEXan lupa)
Sacapuntas
Aguja fina de coser
Aguja curva
Calibrador
Cinta métrica de tela
Cinta métrica de metal
Brocha anti-estática
Brochas para pintar (3 tallas)
Cepillo para el polvo (pequeño)
Cepillo para el polvo (Mediano)
Hisopos de algodón
Pinzas (juego básico de 5 piezas)
Plegadora o dobladora
Cuchilla X-Acto
Tijeras para tela
Tijeras para bordador
Tijeras multiuso
Regla en escala para fotografías (juego de 2)
Multiherramienta
Cuchilla retractable
Base pequeña para cortar auto-regenerable
Regla de acero con dorso de corcho

 

Suministros consumibles:

Borrador blanco de vinilo
Lápices 2H (caja de 12)
Lápiz blanco All-Stabilo
Lápiz negro All-Stabilo
Etiquetas de Tyvek (2 x 3 pulgadas)
Etiquetas para utensilios libres de ácido (1.5 x 3.5 pulgadas)
Pliego de polyester entrelazado Reemay
Cinta de sargo (1/2 pulgada) de 33 metros
Algodón blanco mercerizado e hilo negro de algodón
Bolitas de algodón
Hojillas para cuchilla X-Acto
Bata base B-72 (Fluida)
Botella para enjuagar (para disoluciones en H2O)
Metil-celulosa (1.5 onza) (algunas personas prefieren otros adhesivos)
Tarro para especímenes (compuesto de metil-celulosa)
Bolsas plásticas
Gancho y bucle de fijación marca Velcro, no adhesivo (se puede cortar a la medida)

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail